c.a cigarrera bigott sucs - Cuidado de la atmósfera



Oxidador Térmico

Nuestro sistema de Oxidación Térmica está en funcionamiento desde 1990

Durante el procesamiento del tabaco se generan diferentes emisiones a la atmósfera: polvillo producto de la manipulación y transporte del tabaco, vapor de agua que se produce durante el acondicionamiento y el secado del tabaco, y ruido producido por la operación de las maquinarias.

Control de olores

Las fuentes de olores son comunes en industrias que procesan materias primas vegetales y, aunque inofensivas, pueden resultar molestas a la comunidad por su intensidad y persistencia.

Desde 1990, Bigott tiene en funcionamiento un sistema de oxidación térmica que cumple con las normas de eficiencia establecidas por la agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos y por el Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales (MARN).

Esta tecnología tiene alta eficiencia de funcionamiento, comparado con otros procesos para tratamiento de olores.

El Sistema de Oxidación Térmica elimina el olor de todas las corrientes gaseosas mediante la oxidación de compuestos orgánicos.

Esta operación es realizada por un equipo que posee una cámara de combustión alimentada con una llama de gas natural. De esta manera, los compuestos quedan transformados en dióxido de carbono y vapor de agua.

Actualmente la empresa cuenta con dos oxidadores térmicos, uno en operación y otro de contingencia. De esta manera se garantiza la operación ininterrumpida de oxidación de compuestos orgánicos.

Con el uso del oxidador térmico, Bigott reduce en 95% el olor que se genera en el proceso productivo, transformándolo en vapores inertes, posibilitando así una disminución de las molestias en las zonas aledañas a la planta.

Cuadro comparativo de eficiencia en la reducción de olores para diferentes sistemas
 SistemaEficiencia
(%)
Agua + Aditivos30 -70
Químico30 - 80
Absorción de Carbón80 - 90
Oxidación Térmica95 - 97
Biofiltros90 - 97

Control de emisiones atmosféricas

Durante los procesos primario y secundario, necesarios para la manufactura del cigarrillo, se produce un polvillo resultante del transporte y la manipulación del tabaco.

En el control de estas emisiones se cuenta con un sistema de colectores y cámaras de sedimentación. Actualmente, Bigott tiene dos salas de colectores, que recogen -por ventilación forzada- todo el polvillo. Luego, los colectores se descargan en cámaras de sedimentación donde un alto porcentaje del polvo es retenido, dejando salir al ambiente cantidades mínimas que garantizan el cumplimiento de las regulaciones ambientales.

Bigott lleva un control riguroso de todas sus emisiones al ambiente. Periódicamente contrata a empresas especializadas y certificadas por el Ministerio del Ambiente para tener mediciones de los niveles de emisión, que han estado históricamente muy por debajo de los límites mínimos permitidos. Adicionalmente no está permitido el uso de productos que puedan ocasionar daños a la capa de ozono y emplea refrigerantes ecológicos en los diversos sistemas de enfriamiento que posee. De esta manera se demuestra, una vez más, el cumplimiento de una gestión ambiental sostenida.


Actualizado el: 07/05/2010 17:38:52 GMT